Modelo Régimen de Visitas

El Régimen de visitas fue creado para solventar una de las grandes preocupaciones que tenemos cuando decidimos llevar a cabo una separación o un divorcio, que es: qué va a pasar con los hijos y si vamos a poder seguir viéndolos.

Régimen de visitas derecho u obligación

El régimen de visitas es un derecho al mismo tiempo que una obligación para el progenitor que no posee la guarda y custodia de su hijo o hijos.

En el caso de que no se haya acordado o establecido una custodia compartida, el progenitor que no posee la custodia tiene el derecho a pasar tiempo con sus hijos, así como la obligación del pago de la pensión de alimentos.

El régimen de visitas no ha sido creado para satisfacer a los progenitores ni es un régimen de visitas de los abuelos, si no que ha sido creado para que aquel de los excónyuges que no posee la custodia no pierda la relación con su hijo o hijos con la única finalidad de cubrir las necesidades emocionales y educativas de los hijos. Esto quiere decir que se trata de un derecho para los hijos

En el caso de que el matrimonio no haya llegado a un acuerdo durante el proceso de divorcio y hayan decidido un régimen de visitas de mutuo acuerdo, será el Juez quien lo decida en la sentencia de divorcio.

Régimen de visitas sin sentencia

En el caso del Divorcio de mutuo acuerdo el régimen de visitas por lo que se refiere a duración y lugar se habrá reflejado en el convenio regulador.

El régimen de visitas más frecuente es el que estipula que el progenitor que no posee la guardia y custodia puede permanecer con el hijo o hijos menores los fines de semana alternos, un día intersemanal desde la salida del colegio hasta la noche, es decir un régimen de vistas sin pernocta y la mitad de las vacaciones del menor: Navidad, Semana Santa y verano.

Régimen de visitas sin pernocta

No existe un modelo de régimen de visitas, aunque podemos considerar que existen diferentes tipos en función de la edad de los hijos.

Puede cambiar en el caso de que se trate de un régimen de visitas para niños hasta los 3 años o para edades comprendidas entre los 3 y los 12 años o un régimen de visitas para hijos mayores de 12 años o bien para mayores de 14 años.
Actualmente en la mayor parte de los casos a menos que exista o se hayan dado casos de violencia doméstica el régimen normal es el de Custodia Compartida.

padres luchando por la custodia de su hija

Incumplimiento modelo regimen de visitas sin pernocta

El hecho de no cumplir con el régimen de visitas estipulado puede constituir un delito. Es recomendable contactar con un abogado especialista en derecho matrimonial.

En el caso de que el régimen de visitas no se cumpla el progenitor custodio, es decir el que posee la custodia de los hijos deberá interponer una demanda de ejecución de sentencia (o de convenio) para que el juzgado sea el encargado de hacer la reclamación del cumplimiento del régimen de visitas.

Además de constituir un delito penado, el Juez en el caso de que se trate de un caso reincidente y reiterado podrá limitar los horarios de visita y de pernocta e incluso llegar a suspender el régimen de visitas.

En el caso de que sea el hijo quien incumple el régimen de visitas por su propia voluntad y si este se encuentra cercano a la mayoría de edad, se deberá respetar su decisión y a lo sumo se podrá hacer una revisión del régimen de vistas para que las condiciones se adapten en mayor medida a los deseos del menor.

La mejor solución para tu Divorcio

Los confictos en el entorno de la pareja y el matrimonio son situaciones incómodas y desagradables. Lamentablemente en muchas ocasiones las personas no llegan a un entendimiento y requieren de abogados especialistas matrimonialistas que les asesoren para llegar al mejor acuerdo.

Nos sensibilizamos con nuestros clientes y ofrecemos las opciones que produzcan menos sufrimiento, principalmete si el entorno familiar está compuesto por niños.

Contacta sin compromiso