Liquidación de gananciales contenciosa

La sociedad de gananciales empieza en el momento en el que se contrae matrimonio. Nuestros abogados matrimonialistas remarcan que también puede ser a posteriori en el momento en el que el matrimonio otorgue las capitulaciones matrimoniales.

El Código Civil establece en los artículos 1344 y 1345 que mediante una sociedad de gananciales los beneficios o ganancias y las deudas obtenidas durante el tiempo que dure el matrimonio se hacen comunes a los cónyuges.

En el momento en el que se ponga fin al matrimonio mediante un divorcio o separación se acabará con el régimen económico matrimonial y se hará un reparto equitativo de los bienes, beneficios y ganancias que han adquirido en común los cónyuges durante el período que haya durado el matrimonio.

A pesar de lo que establece el Código Civil español pueden existir bienes que serán privativos de cada cónyuge. Esto quiere decir que todo lo que perciba un cónyuge por herencia o donación será un bien privativo y no pertenecerá a ambos cónyuges.

Los bienes ganaciales del matrimonio

La sociedad de ganaciales que se consolida al contraer matrimonio puede cambiarse antes y después de haber contraido matrimonio.

la casa como patrimonio

Régimen Económico Matrimonial

A excepción de Baleares y Cataluña donde el régimen estipulado por defecto en el momento de contraer matrimonio es la separación de bienes, en el resto de comunidades autónomas el régimen jurídico que rige es la sociedad de gananciales.

La disolución de la sociedad de gananciales suele pensarse que solo sucede en el caso de llegar a un divorcio, pero existen otros motivos para poder llegar a esta disolución:

  • Disolución del matrimonio por divorcio
  • Disolución del matrimonio por defunción
  • Declaración de nulidad del matrimonio
  • Decreto judicial de separación de los cónyuges
  • Cuando los cónyuges mediante la otorgación de capitulaciones matrimoniales o por contraer matrimonio en una Comunidad Autónoma que esté regida por otro régimen al aplicado por el Código Civil.

La liquidación de la sociedad de gananciales puede ser al igual que sucede con los divorcios, contenciosa o de mutuo acuerdo.

Liquidación

Para poder hacer la liquidación previamente se debe hacer el inventario de bienes que conforman el activo y las deudas y cargas del pasivo y su valoración.

Una vez hecho el inventario y sepamos el activo y el pasivo procederemos previamente al reparto a abonar todas las deudas existentes y una vez hecha la liquidación de deudas se realizará si procede, al reparto del activo de la pareja, que consiste en el dinero existente en las cuentas corrientes, los inmuebles, terrenos, etc.

matrimonio divide la casa

Liquidación sociedad de gananciales: procedimiento

El procedimiento para llevar a acabo la Liquidación de Gananciales podrá ser de mutuo acuerdo o mediante procedimiento contencioso. En el caso de un contencioso será necesario contratar un Abogado matrimonialista.

En el procedimiento contencioso serán los peritos del tribunal quienes se encarguen de hacer el inventario y posteriormente el Juez dictaminará de qué manera se hará el reparto.

La sentencia de divorcio conlleva una disolución del régimen económico matrimonial y constituirá una modificación de la propiedad, esto quiere decir que tanto si es un divorcio contencioso como si es de mutuo acuerdo al repartirse los bienes adquiridos durante el matrimonio lo que durante el matrimonio pertenecía a ambos cónyuges ahora será propiedad individual de cada cónyuge.

Liquidación sociedad de gananciales: vivienda habitual

El uso y disfrute de la vivienda familiar y quien debe abandonarla suele ser uno de los mayores conflictos en los procedimientos de divorcio.

En el caso de un divorcio contencioso es el Juez quien determinará el uso y disfrute de dicha vivienda y no se producirá un cambio en la propiedad con respecto al que tenía en el inicio del matrimonio y hasta que no se haga una liquidación de bienes ambos deberán continuar pagando la hipoteca en el caso de que exista.

calculadora y cuadernos para anotar

Impuesto de transmisiones patrimoniales

El pago de impuestos es una de las mayores preocupaciones tras la disolución de la sociedad de gananciales. Se debe liquidar la sociedad de en el momento en el que se produzca el divorcio ya que de esta manera está exenta de pagos de impuestos.

Los bienes del inventario realizado para disolver la sociedad de gananciales están exentos de los siguientes impuestos:

  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados
  • IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas)
  • Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

Existe una excepción para tributar sobre estos bienes y es que exista un exceso de adjudicación.

En caso de no ser así no se tributará porque estos bienes no se consideran ni un aumento ni una disminución del patrimonio de cada uno de los ex cónyuges.

La mejor solución para tu Divorcio

Los confictos en el entorno de la pareja y el matrimonio son situaciones incómodas y desagradables. Lamentablemente en muchas ocasiones las personas no llegan a un entendimiento y requieren de abogados especialistas matrimonialistas que les asesoren para llegar al mejor acuerdo.

Nos sensibilizamos con nuestros clientes y ofrecemos las opciones que produzcan menos sufrimiento, principalmete si el entorno familiar está compuesto por niños.

Contacta sin compromiso