La violencia de género se puede dar tanto dentro del matrimonio como en el noviazgo y es aquella que se produce directamente sobre la mujer por el simple hecho de ser mujer. Este tipo de violencia también podemos encontrarlo dentro del ámbito laboral o en cualquier ámbito de la vida pública.

El fundamento de la violencia de género es la supuesta superioridad de un sexo sobre otro y se puede manifestar de diferentes maneras, es decir puede ser un maltrato físico (agresiones sexuales, acoso sexual, violación, etc.) o también un maltrato psíquico y actualmente existe un tipo de maltrato más sofisticado mediante la publicidad, que consiste en desvirtuar y distorsionar la realidad de la imagen de la víctima.

En el caso de sufrir violencia de género el divorcio se disolverá casi de inmediato y el Juez dictaminará las medidas oportunas para salvaguardar a la mujer hasta el momento de la sentencia.

Mujer con golpes en la cara

Igual que sucede en el caso de violencia domésticapreservar la salud e integridad de la persona es lo principal y por lo tanto incluso sin cumplir con las tres condiciones imprescindibles para un divorcio, el juez puede concederlo e incluso otorgar la nulidad matrimonial.

La mejor solución para tu Divorcio

Los confictos en el entorno de la pareja y el matrimonio son situaciones incómodas y desagradables. Lamentablemente en muchas ocasiones las personas no llegan a un entendimiento y requieren de abogados especialistas matrimonialistas que les asesoren para llegar al mejor acuerdo.

Nos sensibilizamos con nuestros clientes y ofrecemos las opciones que produzcan menos sufrimiento, principalmete si el entorno familiar está compuesto por niños.

Contacta sin compromiso